ES MEJOR CASADOS QUE JUNTADOS

Amor y libertad son dos palabras que han perdido su auténtico significado en las mentes actuales. En nombre de una malentendida libertad, los jóvenes toman decisiones que ignoran a Dios, deshonran a los padres y tienen efectos devastadores para la vida personal, familiar y social.

Una joven de 23 años es legalmente una adulta, aunque esto no es garantía de que lo sea en realidad. Puede elegir sus acciones, pero no sus consecuencias. Para ella, y para los jóvenes en general, es conveniente difundir la siguiente información, obtenida como resultado de serias encuestas profesionales:

El Dr. Dan Gilbert, Catedrático en la Universidad de Harvard, aseveró en entrevista: “Cualquier situación que imagine, es mejor en los casados. Son más felices, viven más, están más sanos, tienen más dinero, practican más sexo y lo disfrutan más.”

Numerosos estudios revelan:

  • Los hombres casados tienen una tasa de mortalidad inferior a la de los que viven solos. Perviven una media de tres años más que los solteros. Tienen menos estrés y menos hábitos perjudiciales para la salud, por lo que padecen menos cierto tipo de enfermedades que resultan mortales.
  • Las personas casadas están más sanas física y mentalmente que los solteros, separados, divorciados y viudos.
  • Hay un estudio que afirma que los casados presentan un índice de aumento de sus ingresos frente a los solteros. Los cónyuges trabajan mejor y tienen más éxito que si fueran célibes
  • Las estadísticas también señalan que las uniones en las que se da el mayor registro de violencia familiar son las de hecho, no así las de matrimonio sacramentado, cuyos índices se reducen al mínimo.

Mujeres jóvenes: el amor verdadero es el de aquel que quiere entregar su vida por una mujer, desea hacer hogar a lado de la misma, construir una familia y formar a los hijos que nazcan como producto de un amor sincero. Si un hombre te propone “irse a vivir juntos”, definitivamente no quiere comprometerse porque desconoce las maravillas del amor. ¿En verdad quieres jugarte la decisión más importante de tu vida en un volado? ¿Te valoras tan poco como para entregarte a cualquiera?

Hombres jóvenes: no teman comprometerse frente a una mujer que vale tanto como para ofrecer su vida entera por ella. Esa mujer existe, búsquenla, y una vez que la encuentren, respétenla. El noviazgo es una institución social que les permite conocerse; dialoguen, convivan, hablen de sus sueños, sus ideales, de su Fe. Permítanse saber si pueden hacer un proyecto común y planeen su boda con ilusión.

Se juntan los animales. Su instinto lo dicta. ¡Nosotros somos mucho más que hormonas e impulsos! Nuestra dignidad nos exige poner en juego facultades muy superiores: inteligencia, voluntad, ¡Amor!

Si quieres descubrir el matrimonio con una perspectiva nueva, te invitamos a nuestro encuentro para matrimonios, parejas en situación irregular y parejas en unión libre.